• Juan Karlos

Qué cuidados debo tener después de una cirugía de rodilla

Actualizado: abr 3

Qué cuidados debo tener después de una cirugía de rodilla


Sin lugar a dudas una cirugía del tipo que sea, merece la atención y los cuidados necesarios para una exitosa recuperación. Es por este motivo, que hoy te traigo un interesante artículo, en el cual podrás descubrir cuáles son los cuidados que tienes que tener después de la operación de rodilla.

No olvides que la articulación de la rodilla es de suma importancia para poder sostener el peso de nuestro cuerpo, además de ser una parte de tu cuerpo fundamental para el desplazamiento. Para que puedas entender un poco mejor, ya que me gusta dejarte siempre todo muy claro, los cuidados tras una cirugía, también llamados postoperatorios, se refieren a los cuidados fundamentales que debes tener tras una intervención, con el objetivo de poder seguir manteniéndote sano y sin riesgos de complicaciones. Como los cuidados son tan importantes, comienzan inmediatamente sales de tu intervención, para seguir en casa, con recomendaciones específicas que el médico te va a entregar. ¿Qué te parece conocer en detalle cuáles son estos cuidados?


La importancia que tiene un postoperatorio

Actualmente, existe un sin número de alternativas de cirugía, que va de la mano con gran cantidad de especialistas. Si ya te has tenido que intervenir, sabrás que el asunto no acaba cuando sales del quirófano, ya que es en ese momento cuando comienzan los cuidados para la recuperación. No creo que quieras dejar a medio andar tu salud. Como ya te comentaba, la finalidad de seguir al pie de la letra estos cuidados, es poder mantenerte lo más saludable posible, evitando por ejemplo una infección; que la rehabilitación se extienda por más tiempo del necesario; sangrado; fiebre; dolor; náuseas y vómitos; e incluso salida de secreción de la herida. Si eres disciplinado y comprometido con tu salud, podrás evitar volver a ver nuevamente a tu médico en corto tiempo. Ten en cuenta, que los cuidados comienzan en cuanto acaba la cirugía, y acaban solo cuando el especialista decide darte el alta médica.


Si llegases a presentar problemas, tendrías que volver a ser evaluado y si fuera necesario, realizarte exámenes para que el especialista tenga un diagnóstico y un respaldo para volver a internarte, y no creo que tengas tanto tiempo para estar visitando el hospital. Otro aspecto que buscan los médicos con estos cuidados, es poder educarte y hacerte tomar conciencia de lo que implica una cirugía y la evolución normal. Logrando que puedas entender, que una intervención quirúrgica, es algo traumático para tu organismo, lo que provoca estrés, haciendo que tu cuerpo sea muy susceptible a problemas. Por eso, los cuidados, los controles que tendrás que tener y la vigilancia, son tan relevantes.


Lesiones que hacen necesaria una cirugía de rodilla

Las lesiones que puedes llegar a tener en la rodilla, por lo general son:


  • La distensión: en la cual un músculo o un tendón sufren de un estiramiento excesivo.

  • El esguince: lesión en la que uno o varios ligamentos sufrirán un excesivo estiramiento, por causa de una torcedura.

  • Cartílago dañado: en este caso, el cartílago de tu rodilla, más conocido como menisco, es el que se lesiona.

  • Rotura de ligamentos: como su nombre lo indica, el ligamento es el que se rompe. Suele ocurrirle a los deportistas que tienen que cambiar de dirección bruscamente. Como ves, hay variedad de lesiones, pero no en todas es necesaria una cirugía de rodilla. Cuando realmente no habrá vuelta atrás, será cuando tu lesión de rodilla te impida movilizarte con normalidad o hacer tus actividades de la vida diaria por ti mismo, como ir al baño o ir a trabajar. Los especialistas en esta área, como el doctor Francisco Maculé, director de la Unidad de Rodilla del Hospital Clinic de Barcelona, especifica que las personas que tienden a presentar mayores problemas en la rodilla son quienes practican deporte o han sufrido algún accidente laboral. En cuanto a los adultos mayores, las alteraciones que requieren de una cirugía de rodilla son las de tipo degenerativa, que aparecen después de los 60 años. Las cifras reales, son de entre un 50% y 60% de personas mayores que sufren de artrosis, lo cual requiere de una operación para poder eliminar el dolor y entregar al paciente una mejor calidad de vida. Las roturas totales de ligamento, como suele ocurrir con los ligamentos cruzados o laterales; daños severos a los meniscos; o lesiones graves debido a golpes, son otros de los motivos por los cuales tendrás que ingresar al quirófano.


Detalle de las afecciones que te llevarán a la intervención quirúrgica

Creo que es importante que conozcas en mayor detalle las afecciones más comunes que te pueden llevar a una cirugía de rodilla:

  • Artrosis: esta corresponde a una de las lesiones causadas por la degeneración. Toma en cuenta, que antes de que tu médico decida operar, colocando una prótesis, existe un tratamiento para aplazar lo que más se pueda este desenlace operatorio.

  • Artritis reumatoide: esta desagradable enfermedad, se encarga de destruir tus articulaciones, seas adulto o joven. Igual que con la artrosis, primero se lleva un tratamiento, el cual, cuando ya no surte más efecto se opta por la operación.

  • Rotura de ligamento cruzado: esta rotura le ocurre principalmente a los futbolistas. Cuando esto ocurre no hay tratamiento previo, siendo las primera opción y la más adecuada, la cirugía. La ventaja de esta intervención, es que es poco invasiva.

  • Lesión en el menisco: también puede provocarse por la realización de actividades deportivas que impliquen cambios de dirección, saltos y giros en velocidad.


Cuándo colocar una prótesis de rodilla

Muchas veces el daño puede ser tan severo en tu articulación, que sea necesario colocar una prótesis. Pero se deben presentar ciertas características para que esta intervención sea necesaria, como: depender a diario de calmantes o si actividades del día a día se vuelven complicadas de realizar, perdiendo un alto porcentaje de independencia.


Si este es tu caso, no le tengas miedo a la cirugía, ya que con los avances en la tecnología y la medicina, esta operación resulta ser bastante rápida. Pero los especialistas ponen un importante hincapié, en que la recuperación puede ser igual de rápida, si el paciente se compromete en un 100%. Este compromiso comienzan a crearlo los médicos antes de la cirugía, al realizar actividades grupales, en las que se le enseña al paciente la prótesis y se habla del dolor.


Una de las mejores noticias que puede recibir una persona que se va a someter a una cirugía de rodilla, es saber que entre el 85 y el 90% de este tipo de intervenciones son exitosas. Si necesitas conocer en detalle sobre la prótesis de rodilla, te invito a leer nuestro artículo especialmente dedicado a este implante artificial.


Las mejores recomendaciones en cuanto a cuidados para un postoperatorio


Debes tener claro, que las indicaciones van a tener variantes dependiendo del tipo de operación que tengas, pero a rasgos generales, en cuanto el médico te dé de alta por una cirugía de rodilla, tendrás que:


  • Lo primero que debes tener en cuenta, es que al salir del hospital, lo mejor será que regreses a casa en un vehículo particular, como un taxi. Ten presente, que si tu viaje de regreso es de trayecto largo, lo mejor será que te puedas detener cada 2 horas, para poder caminar un poco, de esta forma evitarás la aparición de coágulos.

  • Las primeras semanas usa muletas para poder desplazarte, así evitarás caídas y podrás comenzar a retomar la movilidad. Si te sientes bien, no puedes dejar estos implementos por tu cuenta, ya que es el médico y el fisioterapeuta, quienes te ayudarán en la forma de abandonarlas y el momento en el que puedas dejarlas.

  • No te dediques solo a descansar, aunque esto es bastante necesario para tu recuperación. Es importante que poco a poco vayas recuperando el movimiento, para que puedas volver a la normalidad. Las recomendaciones de los especialistas son: realizar actividades básicas como ir al baño, primero acompañado de alguien, y luego hacerlo tú mismo, pero siempre acompañado de un apoyo, como las muletas.

  • Comienza a caminar entre 4 a 5 veces al día, aumentando poco a poco el tiempo de caminata y la distancia de desplazamiento.

  • Cuando te encuentres descansando, coloca tus piernas en alto para evitar la inflamación, y no vayas a mantener la misma posición por más de una hora.

  • Cuando sea la hora de dormir, evita colocarte en una postura en la cual se haga presión sobre la herida.

  • Aunque no lo creas, al encontrarte acostado o sentado en la cama, no tienes que colocar una almohada debajo de tu rodilla, ya que esta podría hacer que aparezcan deformidades.


Cuidados para la herida

Los cuidados postoperatorios, no solo se van a enfocar en las actividades que hagas en el día, también es muy importante que puedas cuidar tus heridas, principalmente para evitar infecciones, por lo que:


  • Al hacer tu higiene personal, debes cubrir con una bolsa plástica la zona que tiene vendaje, para no mojarla.

  • Si es necesario, te recomiendo que en la ducha coloques barras de seguridad para evitar caídas.

  • No olvides llevar al baño tus muletas o andador, has de estos el mejor compañero durante la recuperación.

  • Varias veces al día coloca hielo en la zona operada durante 10 o 15 minutos, pero ten mucho cuidado de no mojar el vendaje de tu herida.

  • Busca la ropa más cómoda y suelta que tengas, para no presionar la herida.

  • Si por accidente llegas a mojar los vendajes, no los dejes puestos, quítalos, seca bien tu herida y vuelve a cubrirla, con el fin de evitar roces.

  • Cuida muy bien los puntos de la cirugía, ya que son solo dos semanas por lo general que los tendrás que tener.


Se responsable con tus medicamentos


El médico, posterior a la intervención quirúrgica, será quien te indique qué medicamentos tendrás que tomar y el tiempo de administración. Si eres un tanto olvidadizo, lo mejor es que escribas una nota que quede en algún lugar de la casa por el que más circules, para que ninguno se te vaya a pasar. Ten en cuenta:


  • Administrar todos los medicamentos a la misma hora.

  • Toma tus medicinas por el tiempo que el médico te indico, ni más días ni menos. Esto es indispensable para la recuperación.

  • Si tu médico te ha recomendado usar medias antiembólicas, úsalas durante todo el día y retíralas solo para dormir. Finalmente, verifica que la media sobre la herida quede completamente estirada, así estarás evitando quemaduras por fricción o ulceraciones.


Durante la rehabilitación de cirugía de rodilla

En cuanto el especialista te lo indique, tendrás que comenzar con las sesiones de rehabilitación. Por lo que podrás comenzar con los siguientes ejercicios:


  • Lo primero, es que pueda continuar con las muletas, porque la musculatura de tus piernas se encontrará debilitada, y es mejor que cuentes con este apoyo en caso de cualquier dificultad.

  • Comienza con movilidad articular. Primero mueve los tobillos hacia arriba y hacia abajo, unas 40 repeticiones de 4 o 5 series.

  • Flexiona tu rodilla hasta el ángulo que te lo permita el vendaje. Hazlo unas 5 series de 20 repeticiones.

  • Sentado, presiona el muslo contra la cama, manteniendo unos 20 segundos la contracción.

  • En posición acostado, eleva una de las piernas extendida, y mantenla en el aire durante 20 segundos, luego has lo mismo con la otra pierna. Repite esto unas 4 o 5 veces.

  • Comienza a recuperar la confianza en tu estabilidad, caminando unas 5 veces al día dentro de la casa.

  • Y finalmente, recuerda no mantenerte por más de 1 hora en la misma posición. Espero haber sido bastante específica y clara con todo lo que implican los cuidados que debes tener después de una cirugía de rodilla. Si estás a punto de operarte, recuerda aclarar todas tus dudas de manera previa con tu médico, y si te encuentras en busca de un fisioterapeuta para tu rehabilitación, no olvides que en Terapias Elite encuentras a los mejores.

0 vistas

Citas

 

01 800 444 05 90

 

(866) 970- 1148

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram

2020 Ortomédica MX. Joint Replacement Center.

Health and Wellness Centers

Mexico City, Mexico