• Juan Karlos

Cómo me Preparo para mi Cirugía de Rodilla

Actualizado: abr 2

Cómo me preparo para mi cirugía de rodilla


Seas o no seas deportista, siempre existe el riesgo de padecer una lesión en la rodilla. Y es que, esta es una de las articulaciones del cuerpo que más utilizamos y una de las zonas que debe soportar todo el peso corporal. Es por estas razones y muchas más que te expondré en el siguiente artículo, que hay altas posibilidades de una lesión. Pero más allá de la lesión en sí, una de las mejores alternativas, es poder realizarte una cirugía de rodilla para dejar atrás tus dolencias y limitaciones.


Si ya te has operado la rodilla o si estás a punto de hacerlo, tu médico previo a la cirugía, te entregará una lista de recomendaciones para prepararte, esto, porque no es llegar e intervenir. Presta atención a la información que hoy tengo para ti, ya que, con esta podrás estar mucho mejor preparado. ¡No te lo pierdas!



Lesiones de rodilla


Como ya te comentaba, las lesiones en la articulación de la rodilla, son más comunes de lo que piensas. Pero son aún más frecuentes en los deportistas. Si no enfocamos en las lesiones que más se manifiestan, nos encontraremos con las que se presentan principalmente en los tejidos blandos, ya habrás oído hablar de tendinitis ¿no? Ahora, no debes perder de vista que la rodilla, además de sufrir daño en los tendones y ligamentos, también puede ser dañada a nivel óseo.



Las lesiones más frecuentes que se suelen dar y encontrar en los centros médicos y de rehabilitación son:


Desgarro: donde se puede ver afectado algún músculo o tendón, al ser estirado demasiado.


Esguince: otra de las lesiones populares. En este caso, son los ligamentos los que se dañan cuando se estiran mucho y suelen causarse por un tirón o torcedura. Ten cuidado, porque con el esguince se podría incluso llegar a desgarrar o romper el ligamento.


Lesión de meniscos: ¡uf! Otra de las lesiones que más se presentan en los centros médicos. Los meniscos son unos discos que se encuentran en tu rodilla, y su función principal es la de amortiguar, es precisamente este el que se puede dañar, causando una fibrocartílago.


Uso excesivo: las lesiones por el uso excesivo se suelen presentar mayoritariamente en los corredores, al realizar una y otra vez durante horas el mismo movimiento. Si eres un amante de las carreras, ten cuidado y toma las medidas pertinentes para la prevención.


Daño en los ligamentos: en el daño que se puede provocar en los ligamentos de la rodilla, nos tomaremos un poco más de tiempo, ya que abarca bastante información, pero no te preocupes que te la voy a simplificar ;)


Para que puedas entender mejor, los ligamentos son los encargados de conectar los huesos entre sí. Pero si nos trasladamos a la rodilla, podrás encontrar dos tipos, el ligamento lateral interno y el ligamento lateral externo. Estos son de suma importancia para tu rodilla, ya que, se encargan de entregarte estabilidad y limitación de la movilidad lateral, siendo el objetivo principal la prevención de lesiones.


El ligamento lateral interno, se ubica en la parte interna de tu rodilla. A pesar de ser un ligamento bastante fuerte, un mal movimiento podría llegar a provocar un esguince o la ruptura de este. Por lo que, debes tener mucho cuidado y no estirar por completo tu pierna, a la vez que la mueves bruscamente hacia un lado. El ejemplo más claro de un daño en este ligamento, es el tackle en el rugby.


Pasemos a revisar el ligamento lateral externo. A pesar de ser un ligamento catalogado como delgado, es muy fuerte. Este ligamento cumple la función de conectar el fémur con el peroné. Los daños que puede sufrir mayoritariamente no son directos, más bien suceden por el daño a otros ligamentos cercanos.


Los ligamentos, tanto interno como externo, al ser una lesión muy reiterativa, tienen su propia clasificación. Puedes sufrir una lesión de primer grado, donde se manifiesta un esguince sin desgarro; también están los de segundo grado, donde sí se desgarra el ligamento, pero de forma parcial; y finalmente, el tercer grado, donde el desgarro es total. No creas que me he olvidado del ligamento cruzado anterior y posterior. Su nombre se debe básicamente a que se encuentran cruzados en tu rodilla, formando una cruz. Ambos ligamentos le otorgan a tu rodilla estabilidad.


Causa que pueden generar una lesión en la rodilla

La realidad, es que la lista puede resultar bastante larga si de causas de lesiones en la rodilla se trata. De seguro has escuchado por ahí causas bastante raras y causas de las más comunes. A continuación, te dejo una lista de las razones más comunes, checa a lista a ver si te encuentras en una de ellas:


  • Uno de los motivos que más se repite en las consultas por lesión en la rodilla, son la de los deportistas que de forma constante se encuentran saltando, deteniéndose y corriendo, como los jugadores de fútbol. Son precisamente los cambios bruscos y rápidos de dirección los que aumentan las posibilidades de una lesión.

  • Otra causa, son las caídas o los golpes, en los cuales, la articulación al recibir un golpe o desplazarse de su lugar natural se daña. El ejemplo típico, son las caídas en una posición forzada, así que te recomiendo tener cuidado y estar atento al caminar.

  • Aunque no lo creas, los golpes con el tablero del automóvil provocan lesiones en la rodilla. Los accidentes automovilísticos son los culpables de esta lesión. No olvides conducir a la defensiva.

  • Finalmente, otra de las causas de lesión en la rodilla, es la llamada gota o la osteoartritis. También podrías dañar tus rodillas si te encuentras con sobrepeso, ya que, estas articulaciones serán las que estén trabajando el doble, al tener que soportar tu peso corporal.


Cómo tratar las lesiones de rodilla

Si ya no tuviste tiempo de prevenir una lesión en la rodilla, y mientras consigues una consulta con un especialista, las recomendaciones que entregan los profesionales en el área son las siguientes, presta mucha atención, porque podría ayudarte a disminuir un poco el dolor en tanto llegas a tu cita.


El método se llama PRICE:


  • Protección: si ya te lesionaste, lo único que puedes hacer es proteger tu lesión de más daños.

  • Reposo: si te acabas de lesionar, las recomendaciones son descansar entre dos y tres días. Después de este periodo, comienza nuevamente a moverte.

  • Hielo: si eres de las personas que aún no entiende si al lesionarse lo mejor es aplicar frío o calor, aquí te va la aclaración. El hielo es el que te ayudará a disminuir la inflamación y los posibles moretones.

  • Compresión: la compresión es clave para poder disminuir la inflamación y poder contener la lesión. Las vendas son una excelente alternativa.

  • Elevación: la última recomendación para tratar de forma momentánea una lesión en los tejidos blandos, es la elevación, en este caso de la rodilla. Si te preguntas cuál es la altura ideal, esta debe estar sobre el nivel del corazón. Evita en lo posible el calor; el alcohol, ya que este puede aumentar la inflamación; no hagas ningún tipo de ejercicio; y no masajees la zona afectada, porque también podría aumentar la inflamación.


Preparación para la cirugía


Si para tu lesión no son suficiente las sesiones de rehabilitación y los medicamentos, te verás en la obligación de hacer una cirugía, pero no te asustes, verás cómo luego de esta quedas como nuevo.


La gran ventaja de la preparación para una cirugía de rodilla, es que podrás mejorar los resultados, facilitando todo el proceso. Checa las recomendaciones que debes seguir antes de tu operación:


  • Los especialistas en rodilla aconsejan al paciente mantenerse activo, para llegar en excelentes condiciones a la cirugía. Además, el encontrarte en buenas condiciones facilitará tu recuperación.

  • Cuida tu alimentación, esto con el objetivo de mantener un peso corporal saludable. Recuerda que el sobrepeso también afecta a tus rodillas.

  • El apoyo familiar es crucial. Se aconseja contar con la compañía de algún familiar durante la estadía en el hospital, al igual que los primeros días de recuperación.

  • Prepara un bolso con ropa y calzado cómodo para llevar al hospital. Lo ideal en cuanto a zapatos, es usar cerrados y sin tacón.

  • No solo tú te tienes que preparar, de la misma forma debes preocuparte por preparar tu hogar, eliminando, por ejemplo, posibles obstáculos. Si tu casa tiene planta alta, las primeras semanas de recuperación coloca una cama en la planta baja. En cuanto a la cama, esta debe ser alta, lo mismo con los asientos, esto evitará el trabajo extra de tu rodilla.

  • Informa a tu médico sobre problemas que padezcas, como: alergias; enfermedades crónicas; si tomas algún medicamento; etc.

  • Debes realizarte exámenes previos a la cirugía, para que el médico pueda ver que estás apto.

  • No vayas a olvidar firmar el documento que da tu consentimiento para la intervención.

  • Consigue unas muletas, las cuales te ayudarán con la movilidad en las primeras semanas.

  • Si te gusta fumar, te recomiendo que no lo hagas durante los días posteriores a la cirugía, ya que, ocasiona problemas en la circulación, haciendo que tarde tu recuperación.

  • No ingieras bebidas alcohólicas al menos 48 horas antes.

  • Días antes de la operación consigue un transporte, para que tu regreso a casa sea cómodo y seguro.

  • Contacta con un fisioterapeuta, para que te pueda ayudar en la rehabilitación. Si aún no sabes dónde encontrar uno, la mejor alternativa la encuentras en Terapias Elite, centro especialista en rehabilitación.

  • Has una buena reserva de alimentos enlatados y congelados, para no tener la necesidad de salir de casa.

  • Coloca una silla en la ducha.


Cuándo se requiere cirugía


La cirugía de rodilla es necesaria en casos como: desgarro de ligamento lateral externo; daños en el ligamento cruzado anterior; cuando se requiere un reemplazo en el ligamento lesionado; cuando el daño se extiende a más de un ligamento; al haber un desgarro en el tendón rotuliano; y cuando hay problemas serios en el menisco.


No te olvides del fisioterapeuta


Como te mencioné en el apartado de la preparación para la cirugía, es de vital importancia tener con anterioridad el contacto de un buen fisio, ya que, estos profesionales se encargan de elaborar un programa personalizado de ejercicios de rehabilitación, con el objetivo de fortalecer tu rodilla y estirar los músculos de esa zona.


Los tipos de ejercicios van a variar según el nivel de lesión que presentes. Pero no todo son ejercicios, los fisioterapeutas, también cuentan con otro tipo de técnicas para acelerar el proceso de recuperación de tu articulación.


La prevención es fundamental


Aunque no lo creas, existen maneras de evitarte todo lo que implica la cirugía de rodilla. Es por eso, que te voy a entregar información acerca de las precauciones que tienes que tener para prevenir. En primera instancia, lo mejor es que te mantengas realizando algún tipo de actividad física, para poder mantenerte en forma, fortaleciendo tu musculatura y articulaciones. Si llevas mucho tiempo con una ritmo de vida sedentario, lo mejor es que comiences poco a poco con el ejercicio, de manera progresiva, para evitar cualquier tipo de complicación.


Es fundamental que entiendas la importancia del calentamiento antes de entrar de lleno en los ejercicios específicos de tu rutina de entrenamiento. Su relevancia radica, en que podrás aumentar la temperatura de tu cuerpo gradualmente, el flujo sanguíneo hacia tus músculos, reduciendo la posibilidad de lesionarte.


Súmale al calentamiento los estiramientos, con los cuales aumentarás la flexibilidad antes del entrenamiento, y con los cuales podrás relajar tu musculatura posterior a este. En resumen, si te has lesionado y el médico te ha recomendado la cirugía, ya tienes todas las pautas necesarias para prepararte con anterioridad. Pero, no olvides que lo mejor es la prevención.


Toma conciencia de la importancia del calentamiento, del mantenimiento de un peso corporal saludable, para evitar llegar a la intervención. Y recuerda que los mejores profesionales los encuentras en el centro número uno de la Ciudad de México, Terapias Elite.

19 vistas

Citas

 

01 800 444 05 90

 

(866) 970- 1148

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram

2020 Ortomédica MX. Joint Replacement Center.

Health and Wellness Centers

Mexico City, Mexico